Adelgazar sin efecto rebote parece una tarea complicada para muchas personas.  La mayoría de las dietas apuntan a lograr objetivos a corto plazo porque no están diseñadas para transformar los hábitos alimenticios de sus usuarios sino a resolver un problema puntual.

Tener fuerza de voluntad es la clave
Tener fuerza de voluntad es la clave

Según un estudio realizado por científicos de la escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, en EE.UU,  el principal error es eliminar por completo todas grasas del menú diario.

La investigación académica publicada en la revista especializada en diabetes y endocrinología The Lancet reveló que al suprimir los alimentos grasos las personas solo logran mantener su peso ideal durante un año, sin embargo, luego de este tiempo vuelven a aumentar el peso perdido.

Adelgazar sin efecto rebote: Anhelo posible

El estudio citado anteriormente da luces sobre la verdadera solución: para adelgazar sin efecto rebote el truco es continuar consumiendo alimentos con contenidos grasos sanos, es decir, contentivos de omega 3, 6 o 9.

Las nueces, semillas de sésamo, salmón, pistachos o huevos enteros se encuentran en la enorme lista de alimentos con grasas sanas y para cocinar los platillos pueden utilizarse aceites de oliva, canola, linaza, lino, onagra o borraja.

Lo importante es controlar las porciones para no exceder las cantidades requeridas por el organismo que a largo plazo podrían ser perjudiciales para la salud.

Fuerza de voluntad

Muchos pensarían que dejar de comer por unos meses hamburguesas, papas fritas y gaseosas traerán como resultado inmediato adelgazar sin efecto rebote, sin embargo, luego de algún tiempo la mayoría de los asiduos a dietas vuelven a consumir comida chatarra y recuperan los kilos perdidos.

La fuerza de voluntad es clave en esta fórmula porque hay que entender que para adelgazar sin efecto rebote el punto está en cambiar los hábitos alimenticios de manera permanente.

Entonces, si cambiamos las grasas saturadas y trans por grasas sanas– entendiendo que este será nuestro nuevo método de alimentación permanente- el peso se irá estabilizando hasta lograr el efecto deseado.

Otros tips

Aumentar la ingesta de líquido. Tomar más de 8 vasos de agua al día es necesario para mantenerse saludable, regular las funciones digestivas y evitar la ansiedad de comer a cada instante.

Evitar el sedentarismo. Estar todo el día sentado frente al computador o viendo televisión puede aumentar la ansiedad. Lo mejor es hacer ejercicios cardiovasculares y alimentarse de forma sana.

Mantener una actitud positiva. Conectarse con lo positivo también puede marcar la diferencia. Al hacer ejercicio y comer sanamente podemos observar cambios en el ánimo.

Fuente:  Revista The Lancet http://www.thelancet.com/

 

 

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Adelgazar sin efecto rebote con grasas sanas, 5.0 out of 5 based on 1 rating

Dejar respuesta